¿Como cuidar un jardín vertical artificial?

En este artículo te contamos paso a paso cómo hacerlo. Los jardines verticales artificiales hoy en día ofrecen muchas ventajas y entre ellas es el poco mantenimiento y por consiguiente la sencillez de su conservación.

¿Quieres saber cómo cuidar un jardín vertical artificial? Es muy sencillo.

A continuación, te detallamos los pasos para dejar tu jardín vertical artificial limpio y reluciente: bastará con rociarlo cuando detectemos algo de suciedad con agua y jabón neutro muy diluido. Se pulverizará toda la superficie y se dejará secar o se secará con un trapo de algodón.

Depende donde esté ubicado el jardín, podrá estar más expuesto a acumular más suciedad difícil de limpiar, como por ejemplo en una cocina, en ese caso se podrá aplicar un poco de vinagre blanco muy diluido con el agua. Se pulverizará toda la superficie y se dejará secar o se secará con un trapo de algodón.

jardin vertical artificial

Materiales de limpieza

Recuerda los materiales de limpieza que utilizaremos: agua y jabón neutro muy diluido. Esto eliminara el polvo y las manchas si las hubiera en la pared de jardín vertical artificial.

¿Con qué frecuencia se debe limpiar los jardines verticales artificiales?

Dependerá por completo de su ubicación. Si están en exterior o en interior, más o menos cerca de una zona donde estén más expuestos a acumular más suciedad. Nuestro criterio será determinante para la frecuencia de su limpieza.

¿Cuánto dura un jardín vertical artificial?

Como en el caso de la limpieza, dependerá por completo de su ubicación. Los jardines en exterior, su durabilidad será más corta que en interior, ya que están expuestos a todas las inclemencias del tiempo como sol, lluvia y viento. Están compuestos de materiales muy resistentes que hacen que su durabilidad dependa absolutamente de los posibles factores externos que lo “agredan”. 

En el caso de jardines de interior: las luces directas, tanto la luz natural del sol a través de un cristal como la luz interior artificial.

En el caso de los jardines de exterior: el sol es su peor enemigo con diferencia, y componentes como la lluvia y el viento en sus formas más extremas pueden llegar a dañarlo.

9

Artículos que te pueden interesar